null Iveco destapó el camión S-Way TurboStar Special Edition, homenaje al recordado modelo ochentero

Iveco destapó el camión S-Way TurboStar Special Edition, homenaje al recordado modelo ochentero

Este fin de semana en medio del Gran Premio de Italia del European Truck Racing Championship (el campeonato europeo de camiones), celebrado en Misano, Iveco introdujo el tracto S-Way TurboStar Special Edition como una manera de resaltar el legado del TurboStar original que comenzó a rodar como prototipo en 1982 y llegó al mercado dos años después, además de competir en el motorsport. “Este superventas de prestaciones inigualables fue el orgullo y la alegría no solo de la marca, sino también de todos aquellos que han tenido el placer de conducir la leyenda”, dice la firma italiana.

“Esta edición especial del Iveco S-Way rinde homenaje a un verdadero ícono del pasado, como es el TurboStar. Con su potente gama de motores que incluía un V8 de 420 caballos, el TurboStar fue el vehículo elegido por más de 50 mil clientes en la década de 1980. Dejó su huella en las carreteras de toda Europa y fue uno de los primeros camiones en competir en las 24 horas de Le Mans. Hemos creado la Special Edition para llevar a nuestros clientes esta rica herencia combinada con la inigualable capacidad de innovación de nuestra marca encarnada en el S-Way, y da testimonio del espíritu de equipo que siempre nos ha distinguido”, sostuvo Alessandro Massimino, jefe de Marketing y Producto.

El Iveco S-Way TurboStar Special Edition está equipado con el motor Cursor 13 litros de 570 caballos, un chasis completamente rediseñado y que está construido para ofrecer robustez y versatilidad; cuenta con una caja de cambios automatizada HI-TRONIX de 12 marchas, alerones superiores y laterales, faros full LED, sistemas de Evaluación del Estilo de Conducción y Apoyo a la Atención del Conductor, control de la presión de los neumáticos, climatizador y refrigerador.

El estilo ochentero se ha reinterpretado y modernizado, utilizando los colores bicolor rojo TurboStar y gris metálico. A lo largo de la cabina, los colores clásicos de Iveco de la época -amarillo, rojo y azul- se utilizaron con un efecto evocador, adaptados a la forma del S-Way.